QR para móvil

Imágenes y documentos del negro en la música y danza española

 
 

Jesús Cosano, Productor y Gestor Musical

La imagen del negro en la Península Ibérica desde la antigüedad hasta nuestros días en la música y en la danza. En Cádiz, en el Ampurdán, en Portugal contamos con imágenes de negros desde el sigo VI a.C. Las fuerzas musulmanas que invadieron Al-Andalus se componían en su mayoría de soldados bereberes de Mali, Mauritania o Senegal. En las Cántigas de Alfonso X el Sabio aparecen negros representados entre las tropas musulmanas. Pero fue a partir del descubrimiento de América cuándo la presencia del negro y sus tradiciones pasaron a ocupar un lugar destacado en los procesos de aculturación de la Península.

EL SON NEGRO DEL FLAMENCO

Organizadas por el Departamento de Antropología Social en colaboración con el Vicerrectorado de Relaciones Institucionales y el Aula de Cultura de la Facultad de Geografía e Historia, y coordinadas por el profesor David Florido, las jornadas analizan el importante papel que ha jugado la población negra en la constitución de la estética del flamenco, tanto desde el punto de vista musical como del baile. En ellas participa un selecto grupo de investigadores, músicos y productores musicales muy vinculados al mundo del flamenco, y que en los últimos años trabajan en el rescate de la influencia de la música afroamericana en Andalucía. El flamenco no puede reducirse a un colectivo específico o étnico sino que tiene raíces mucho más profundas. Cuál fue el papel de las danzas negras durante y después de la conquista: desde el sigo XVI, los bailes de Guinea están presentes en la sociedad andaluza, sobre todo en Sevilla y Cádiz. A partir del siglo XVIII las aportaciones vienen de América y la población gitana andaluza las ira filtrando e incorporando a los palos del flamenco. Aportaciones que tiene que ver con el estilo sensual que llamó a escándalo durante el Antiguo Régimen: significaba otra dimensión estética del uso del cuerpo que se fue incorporando al flamenco a través de los gitanos. En algunos de los palos vigentes en la actualidad, tangos, rumbas, bulerías, algunas de las mudanzas de los pasos demuestran que esta huella no es un elemento arqueológico sino vivo.