QR para móvil

Garitas

 
 

Contemple los jardines y garitas que en el resto del perímetro quedan protegidos por el foso. Éste sólo se interrumpe en este frente en el que se encuentra, en origen protegido por la muralla medieval que cerraba la ciudad antes de la redefinición de la actual calle San Fernando.
Las garitas fueron proyectadas y construidas por Vicente Catalán Bengoechea y Miguel Cayón, cerca de 1770. En origen eran más esbeltas, pues con la subida del nivel del suelo han perdido parte de la altura original. Hasta el año 1820, fueron usadas por los soldados del cuerpo de Dragones, encargados de la vigilancia de la Real Fábrica de Tabacos.
En la actualidad, tanto las garitas como el foso y los jardines modernos, así como la gran reja de forja que cubre todo el frente proporcionan señas de identidad reconocibles en el nuevo ámbito urbano sevillano, pues el edificio, antaño extramuros, ha quedado en una situación céntrica privilegiada.