QR para móvil

El componente “tiempo” en la expresión corporal en la infancia

 
 

Todo movimiento toma forma en el espacio y se desarrolla durante un período de tiempo. Según la unidad de organización temporal que se emplee, el “tiempo” se puede analizar diferenciándolo en una estructuración métrica y una estructuración no métrica.
La estructuración métrica entronca con la estructura musical y se basa en la regularidad de la pulsación. Alude al acento, a la medida, al patrón rítmico y al tempo.
La pulsación corresponde a los intervalos de tiempo regulares, estables y continuos sin que ninguno destaque sobre los demás. El acento corresponde al énfasis de la energía. La medida es una agrupación de pulsaciones que se repite a intervalos regulares y se corresponde con un número preciso de pulsaciones. El patrón rítmico se basa en la medida y corresponde a la ordenación de tiempos que componen una medida. Finalmente, el tempo supone la rapidez o lentitud de pulsación en cualquier medida.
En cuanto a la estructuración no métrica del tiempo se identifica en términos de velocidad, y puede ser: rápido, lento, acelerado o retardado.